¿Hacia dónde va la educación?

Mtro. Diego Isidro Díaz Pérez

Uno de los planteamientos más importantes de los últimos años en la educación tiene que ver con las metas a mediano y largo plazo de la misma, por lo cual, es importante realizar adecuaciones que tengan la intención de resolver necesidades del siglo XXI.

Para realizar los cambios necesarios dentro de un contexto en particular hay que comprender los retos y problemáticas que se tienen en el contexto actual. Uno de los primeros aspectos que se tienen que pensar es en la humanización de los estudiantes, es decir, los programas de estudio deberán de estar enfocados en el cuidado de las personas que conforman una sociedad así como educar a seres humanos capaces de comunicarse y comprender la pluralidad social.

Reflexionar acerca de esto implica no sólo pensar en la educación, es también voltear a ver aspectos como la ciencia, la tecnología, el acceso a la educación así como las carencias que todavía se tienen en los centros educativos. Por tanto, al pensar hacia dónde va la educación, es importante plantear algunos cuestionamientos como: ¿Qué tipo de ciudadanos necesitamos para el futuro inmediato? ¿Qué cambios son prioridad en una sociedad como esta? ¿Qué necesitamos cambiar como sociedad? Además, será importante pensar que estos cambios deben ir ligados a temas como el mejoramiento de las condiciones sociales tales como el trabajo, la salud y la seguridad.

Por tanto, es menester de los centros educativos tener claro qué habilidades se enseñarán y qué se aprenderá. Todo esto bajo un perfil de ciudadano definido que se tiene que construir mediante las necesidades que se tienen en un contexto inmediato, por lo tanto, esto lleva a pensar y tener en cuenta algunas preguntas como: ¿Cuál es el rol de la tecnología y de la ciencia en la educación? ¿Qué tipo de escuela se desea? ¿Qué tipo de maestros y directivos se necesitan?

 Hablar de objetivos en la educación, entonces, lleva a considerar que se debe conformar un proyecto nacional que vaya encaminado a resolver problemáticas de un país, que no dependa de un partido político, y que esté enfocado en un bien común. Una de las metas fundamentales en las escuelas será desarrollar la capacidad de comunicarse, de criticar y erradicar prejuicios, establecer programas serios de emprendimiento, manejo de la tecnología y la información, desarrollo humano, así como reforzar las tradiciones y la cultura.

En una sociedad en constante cambio, la escuela deberá moverse al mismo ritmo que ella para intentar satisfacer las necesidades que van surgiendo, por tanto, el trabajo en aulas en temas como la equidad y el compromiso social serán indispensables para concretar objetivos firmes respecto al rumbo de la educación.

Se debe pensar en una educación consciente y sensible de las desigualdades sociales para crear modelos reales que atiendan las tareas pendientes que se tienen como colectivo social.

Uno de los requerimientos para lograr estos objetivos es la profesionalización de profesores y directivos, así como el acercamiento de los padres de familia a la escuela, asimismo, será necesario el diálogo constante para formar objetivos específicos que vayan de acuerdo a una misma visión.

Las escuelas tendrán que pensar en profesores que sean capaces de motivar a los alumnos, directivos sensibles antes las necesidades de la comunidad, asimismo, el Estado adquirirá el compromiso de promover nuevas materias que estimulen habilidades y que apoyen a los estudiantes a sobrevivir a contextos complicados, por lo cual, la educación se tendrá que centrar en el ser de cada uno de los ciudadanos.

Por tanto, es importante abrir la posibilidad  de que nuestras diferencias puedan ser superadas por medio de la enseñanza y dejar atrás todas esas cargas que como sociedad hemos inculcado en las generaciones.

Para finalizar, uno de los retos actuales de la educación es fomentar la comunicación, el liderazgo, el trabajo colaborativo, para así promover una visión plural que apoye a crear nuevos espacios de diálogo, los cuales permitan crear consciencia de las limitaciones y ventajas que se tendrán como sociedad en un futuro próximo.

Mtro. Diego Isidro Díaz Pérez.

diegodiaz.pz@gmail.com

  • Maestría en letras por parte de la Universidad de Granada.
  • Licenciado en comunicación y filosofía por la UNIVA (con mención honorífica).

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*