Desde nuestra Trinchera

Introducción.

Mtro. Manuel Mora Terrazas

La vinculación es un término muy utilizado actualmente, su definición se refiere a unir o relacionar una persona con otra o un objeto con otro, o bien, de perpetuar o continuar una cosa.

Este término se ha puesto de moda en la última década principalmente en las Instituciones de Educación Superior (IES) al aludir a las relaciones de las universidades con industrias u otras empresas del llamado sector productivo de la sociedad. La vinculación como dimensión se destaca por los procesos de globalización e integración industrial, comercial y financiera. Sin embargo, no deben perderse de vista otras dimensiones igualmente esenciales referentes al término vinculación.

Nos referimos en específico a la relación que debe haber entre los diferentes  niveles educativos y la interconexión –  que frecuentemente no hay- entre la primaria, secundaria, educación media superior y educación superior. Por lo regular a cada sistema se le considera como un ente aislado  y es hasta la Universidad cuando los docentes empiezan a ver las deficiencias en la preparación de los jóvenes y que incluso de una manera irónica y a veces discriminatoria señalan que tal o cual alumno debe regresarse a la primaria.

Hasta ahora dicha vinculación no existe y es común que  cada nivel repita temas de aprendizaje, sin haber un diagnóstico real de los conocimientos y una relación de éstos  con la vida real y con el contexto social de cada estudiante. Esto ha llevado a que efectivamente los alumnos sientan una frustración al considerar que lo que se les está enseñando no corresponde con la realidad que viven, favoreciendo  en el mejor de los casos la apatía y en el peor la deserción.   

Esto ha tratado de mejorarse a través de la actual Ley General de Educación 2019 señala en su artículo 5º que toda persona tiene derecho a la educación… …y debe ser un medio que permitan alcanzar su desarrollo personal y profesional. El artículo 11º añade: “el Estado, a través de la nueva escuela mexicana, buscará la equidad, la excelencia y la mejora continua en la educación, para lo cual colocará al centro de la acción pública el máximo logro de aprendizaje de las niñas, niños, adolescentes y jóvenes. Tendrá como objetivos el desarrollo humano integral del educando, reorientar el Sistema Educativo Nacional, incidir en la cultura educativa mediante la corresponsabilidad e impulsar transformaciones sociales dentro de la escuela y en la comunidad.”

¿ Pero cómo lograr el desarrollo humano sin una vinculación entre los diferentes niveles educativos  y escalara en los aprendizajes con significado no solo a nivel intelectual, sino emocional, y aprendizajes a lo largo de la vida?

La respuesta puede ser muy compleja, pero a la vez sencilla, la vinculación debe realizarse a través de los planes de estudio y la capacitación a los docentes para que al iniciar cada nivel, identifiquen el grado de avance de cada alumna y alumno y en caso necesario poder nivelar a quien no tenga las habilidades o competencias correspondientes. Es a la vez complejo porque los maestros y maestras cada vez se ven también más comprometidos con cuestiones normativas y llenado de  formatos, además de que manejan grupos muy numerosos, dejándole poco espacio para estas tareas.

Adicionalmente, la relación entre la política educativa actual y los resultados presentados por los organismos evaluadores internacionales ofrecen como propuesta el que las autoridades educativas tanto del ámbito federal como estatales consideren a la educación integralmente, es decir, que revisen y actualicen sus planes y programas de estudio para saber el tipo de egresados que el país requiere, así como dotar y/o mejorar su infraestructura en materia de aulas, mobiliario, equipamiento y tecnología; instalaciones deportivas, de recreación y culturales; sanitarios, tiendas escolares que operen bajo normas de carácter nutricional, además de una administración y gestión escolar ágil y transparente. Todo esto es fundamental para el desarrollo integral de la educación mexicana y poder elevar su calidad. La vinculación podría ser a partir también de la calidad en las escuelas observando los elementos antes mencionados.

En este número de la revista Edurama abordaremos algunas propuestas de nuestros articulistas de cómo mejorar esta vinculación entre los diferentes niveles de formación escolar. Como siempre lo  hacemos desde la lectura inteligente y ágil.  Esperemos que este número  sea de su agrado.

Mtro. Manuel Mora Terrazas

moraterrazas@gmail.com

  • Maestría en Tecnología Educativa por la Universidad Da Vinci.
  • Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la UNAM