Calidad Educativa en el Nivel Medio Superior.

Mtra. Dolores Maribel Cantero Ramirez.

Para hablar de calidad educativa, como dice el Dr. Bernardino León “hay que ir a los significados”, y el Diccionario de la Lengua Española define la calidad como “la propiedad o el conjunto de propiedades inherente a algo de tal modo que permite juzgar su valor al tiempo que la identifica con superioridad y excelencia”.

Al revisar el concepto en educación es considerada como un servicio y este es definido como “el trabajo, la actividad y/o los beneficios que producen satisfacción a un consumidor”. La idea de calidad educativa hace alusión al cómo se lleva a cabo este proceso de formación.

El hablar de calidad en la educación es entrar en una gran controversia ya que podríamos preguntarnos ¿bajo qué parámetros se determinaría que una educación es de calidad o no?¿Quién está capacitado para emitir un juicio de valor con respecto a la educación sin que intervenga su formación?

Aunque su origen es mucho más antiguo, se genera una visión nueva cuando surge la necesidad de un enfoque globalizador como elemento de un sistema económico neoliberal sin politizar. Se incluye como elemento prioritario en la educación en el plan de desarrollo 2006-2012, siendo “aprender a ser” la base para una gran “Reforma Educativa” estableciendo como pilares fundamentales de la educación: Aprender a conocer, Aprender a hacer, Aprender a vivir juntos, Aprender a ser, “iniciando una mirada integrada y comprensiva del aprendizaje y por lo tanto de aquello que constituye una educación de calidad”. (Delors, 1996)

El formar parte de una estructura tan importante como la educativa, requiere la búsqueda incesante de una mejora continua de los elementos que la integran. El analizar los logros actuales de la educación sugieren que el objetivo básico aún está lejos de ser una realidad, ya que el mundo no para y los requerimientos se actualizan constantemente.

Al tomar la educación como servicio es prioritario establecer que los impartidores principales son los docentes, que en ellos recae el compromiso de lograr la calidad.

Realizar un análisis real de lo que es una educación de calidad, no es nada fácil, debido a la gran diversidad en las características de la población; coincidiendo con algunos autores es que la educación deberá proveer los elementos que le permitan al individuo integrarse de una mejor manera a la sociedad mejorando su forma de vida.

Buscar siempre que el trabajo cumpla con los elementos que en el momento social en el que se encuentra e irle agregando lo necesario para que los resultados sean cada vez más eficientes.

Dejar de ser espectadores de una sociedad cada vez más informada nos obliga a estar continuamente actualizados en todos los aspectos tanto personales como laborales y el docente es el generador de una actitud crítica en la educación media superior ya que conforme lo establecen algunos pedagogos el individuo adolescente está en formación y al egresar de este nivel cuenta con la edad y la preparación necesaria para ser personas productivas y generadoras de un cambio, tanto personal como socialmente.

Cuando el docente es consciente del papel que desarrolla dentro de la educación media superior, se esfuerza por lograr que su trabajo cumpla con los requerimientos de la sociedad, busca la forma de estar actualizado y dejar atrás la ideología arcaica del docente de antaño de que “la actualización nos la deberá proporcionar el Estado de manera gratuita”.

Actualmente se cuenta con diversas instituciones que cumplen con los estándares marcados para una educación de calidad, a la educación pública le hace falta docentes comprometidos con su propia preparación y siguen esperando que la calidad es algo que se lograra de manera automática.

Es muy importante el dejarnos de las ideas paternalistas con respecto a la educación que imparte el Estado y hacer de manera propia una búsqueda por ser cada día una persona de calidad para poder transmitirlo a sus alumnos.

A la educación le falta mucho para ser realmente de calidad, pero esa calidad que logra la igualdad en la sociedad, una calidad que permita una reflexión del ser y actuar del individuo como participe de una sociedad cada vez más exigente.

Nunca terminamos de prepararnos y partiendo de esta idea la educación siempre estará en la posición de ser constantemente mejorada hacia una calidad cada vez más exigente. Es verdad que podemos hacer frente a cualquier situación adversa como la pandemia sin minimizar el reconocimiento de las autoridades al esfuerzo.

La reflexión parte de si realmente se logró un aprendizaje de calidad al pensar en todas las dificultades que tuvieron que pasar para terminar un ciclo totalmente lleno de deficiencias desde la formación en las herramientas digitales hasta la falta de participación de los estudiantes me hicieron realizar una introspección de que podré dar clase en cualquier situación, pero estas ¿realmente cumplen con los elementos llamados de calidad?

Esperemos que el panorama de la educación sea más alentador en los siguientes meses en los que todavía seguiremos conviviendo con el nuevo virus SARS Cov-2 y mientras tanto, a los docentes, no les queda más que prepararnos mejor para afrontar los nuevos grandes retos de la calidad educativa.

Bibliografía

Duque Oliva, E. J. (2005). Revisiòn de conceptos de calidad del servicio y sus modelos de mediciòn. INNOVAR, 64-80.

Porto, J. P. (2016). Definiciòn de calidad educativa. Obtenido de Definiciòn: https://definiciòn.de/calidad-educativa/

UNESCO. (2015). Educacion de calidad. Obtenido de Educaciòn de calidad: criterios de la UNESCO: emagister.comblog/educacion-de-calidad-criterios-de-la-unesco

Mtra. Dolores Maribel Cantero Ramírez.

doloresmaribel@yahoo.com.mx

  • Maestría en Educación Básica Universidad Pedagógica Nacional.
  • Licenciada en ciencias naturales por la Escuela Normal Superior De México  .

Be the first to comment

Leave a Reply